Märklin Analog H0

Hornby Analog 00

A Long Hornby Winter

Orientexpress

Maerklin Analog H0

Invierno del 62 / 63

 

 

Marcus Hellwig

Un largo invierno 

o cuando chicos pequeños y mayores sueñan del ferrocarril

Fotografías con amable permiso de la  Gebr. Märklin & Cie. GmbH

Cuando hablan del ferrocarril chicos, igual es la edad que tienen, aguzan sus oidos! Mientras trenes con toneladas de mercancias pesadisimos o trenes expresos pasan tronando se quedan paralizados en el instante. Detienen encima de puentes cuando pasan locomotoras de vapor y se alegran cuando estan envolvidos completos de humo y vapor. Se alegran de la afición relajante del modelismo-  pero frecuentemente desperdicien las tareas cotidianas del hogar. Realmente hay chicos que ganan el sustento en el entorno ferroviario - también el autor de este escrito, el que pude reunir trabajo e afición. En las siguientes páginas el autor presenta una retrospectiva de los 50 y 60, cuando cuartos de niños en primer lugar fueron poblados de ferrocarriles o cochecitos - en caso negativo una casa de muñecas atajaba el trayecto ferrovial!

Precisamente otoño y el tiempo fúnebre del  invierno, cuando el tiempo libre despues del cole, no fue pasado a traves del futbolismo en la calle o jugando policía y bandido – los cuartos de chicos  – para chicos mayors de edad  también la sala – fueron lugares para leer, bricolajes o el lugar para el juego ferroviario … de lo que quiero contar……..

 

 

Quien de los chicos no soñará de ferrocarriles? Este acá seguramente que sí!

 

 

Es el tiempo en medio de la noche y el almanecer, entre estar despierto y durmiente,

cuando durante la noche la nieve suavemente e inadvertido  cubre ciudad y país con una capa de azúcar…

 

cuando fuera hace frio, cuando locomotras de vapór arrastran trenes pesadisimos y sursurran la noche y nuestra fantasía… cuando suspiramos de conducír el tren nosotros mismos.

Es el tiempo acojedor ante navidad (los reyes) del la cuál sale el siguiente espisodo, tal como fue  presentado en los 50 y 60 en  sueños de chicos, en los días llenos de esperanza del adviento ante navidad como fue desarollado muy parecido a éstos tiempos pasados.

Y de tal manera el tiempo prenavideño podría haber comenzado:…………..

… llegamos conjelados a casa  … os recordais?

Al entrar el vestíbulo aún un aliento gélido chifla  nos acompaña hasta dentro.

Bufandas y abrigos al gancho!  …Y pronto los hermanos debajo de la mesa de la sala. Aqui todo está muy acojeodor, especialmente cuando afuera baila la tormenta de nieve y se oscurece el día. El viento pita por los resquicios de las ventanas, hay flores de hielo, éste invierno realmente está frío miserable!

Ah, si ... mamá iba a sacar las primeras galletas de adviento del horno. Algunos para los que estan debajo de la mesa – solamente para probar, para picar. Está abierta la puerta de la cocina, calidez e aroma afluyen en todos espacios y rincones.

Tenemos puesto en el suelo el nuevo catálogo MÄRKLIN ya? Estamos todo reunídos para sonar los próximos deseos de los reyes? Desgraciadamente no – el catálogo del año pasado tiene que servir otra vez más. Los dedos andan de una página a  la próxima „Ésta loco, ya la tengo!“ Crecen los ojos – tu lector -  sabes lo que significa?!.

Finalmente papá viene del trabajo. Lleva nieve en el sombrero, se frota las manos frías sobre el horno. Café y cacao caliente y  el pastel de marmol ya están preparados. Ah, ésto todo es rico, pero una ojeada al papá … sonríe? Lo lleva consigo?

Desliza un sobre cerrado en la mesa, en el instante las bocas paran de mascar, pegados todas caras en el sobre!

Ahi dentro tal vez el „Nuevo“?

„Comer antes - luego estudiar!“ dice papá y come una galleta. Igual mamá y abuelita estan de acuerdo: „Si, antes hay  que comer!“

Sorbemos el cacao  - entonces los ojitos medigan, hasta que ablanda el corazón de papá. Cruje el sobre y magicamente sale el „Nuevo MÄRKLIN“ (catálogo). Despues de haber leído pro nosotros el mismo catálogo desaparecio para un rato – le encontramos luego en la mesita de noche de papá.

 

Desde entonces fue “tiempo de adviento” -

- y estamos acostados los dos debajo la mesa admirando el catálogo Nuevo de MÄRKLIN. Luego a jugar todos a la MÄRKLIN-Bahn – ya imaginar como van a correr las nuevas locomotoras en el trayecto. „Ay, no puedo decidir entre BR44 y BR01 “, „Pues yo deseo la de mercancías, la que tiene cinco ejes y acoplamiento - Telex!“ „Ah, para mi la buenisima 01 pro favor, me falta esa, la con humedor!“. Pregunta mama: „Teneis preparados ya vuestras cartas para navidad (Reyes Magos)?“

Textfeld:  Entre ayer y hoy contamos más que 40 Jahre años. No suena una poca de nostalgia, de memoria? Claro … como no! a cerrar los ojos, huy como huelen las galletas! Entonces comer galletas y jugar MÄRKLIN? O al revés? En los 50 y primeros 60 en general solamente hubo dos aspiraciónes profesionales para chicos: maquinista de locomotora u arquitecto. Correpondiente a ésto la oferta de juguetes no fué múliple.

Por eso, en días fríos y miserables chicos y chicas en la tarde se entretenaban al hace bricolajes, claro después de las taréas!.

Y los que no hicieron bricolajes, se sentaron en una esquina acogedora o en la alfombra leyendo libros o estudiando catálogos de MÄRKLIN.  

Que más?por lo demás había „fuera“ y „fuera“ a jugar fútbol!.

Chicas a saltar por el twist de goma!.

Pero eso fué en verano – ahora tenemos invierno – tiempo malo para fútbol – mejor ferrocarríl – mejor MÄRKLIN

.

Pasa un tren de mercanciás humeando muy cerca de nuesta casa, matraquea el varillaje. La sigue olor de carbon (fragancia para chicos!) y , … 40 vagones.Un vistazo por la ventana los dos, estamos conformes. „ Fue una BR44, la con cinco ejes y acoplamiento-Telex, - me la deseo para los Reyes!“ Sigue una  BR23 ténder por delante, cuatro vagones expresos en el enganche..

Textfeld:  Ésta 23ger de 1954 sirve para locomotora para trenes expresos, remolcando dos vagones.

Justo entra en las estación principal.

Visible detras esta puesto una E1, esperando el mandamiento.

Fue colocada delante del „F21 Rheinpfeil“, tren que comienza el viaje en Kufstein, pasando luego München, Würzburg. Está esperando que el semáforo indica „marcha“.

Cuando papa no juega al las cartas con tio Walter y abuelo Fritz, también le gusta la lectura de juventud (la que despues encontrabamos en su mesilla de noche!)

Quién no ha leido los libros, siempre al alcance de la mano: „F21 Rheinpfeil“, „Geliebte Dampflok“. Cuando llama mamá: „luz apagada, mañana es otro día!“ - colcha sobre la cabeza, linternilla encendida, debajo de la colcha catálogo MÄRKLIN u  F21 Rheinpfeil? … ambos, claro. El próxima día las pilas agotadas, el catálogo tiene dobladura. „Aaay, cuanto falta hasta navidad?“ No quiere pasar el tiempo. Cantamos „Advent, Advent ein Kerzlein (una vela encendida cada semana)  brennt (canción de adviento alemana …“, oh, oh faltan tres velitas más, tres semanas largisimas llenas de impaciencia – sino fues el cole enojoso, la que ofrece plena e inestimada distracción.  Desde ahora las tareas, las hacemos acuradamente, papá y mamá asistiendo: „penseis en vuestras cartas al los Reyes Magos, malas notas – pocos regalos”

Lunes, 3 semanas antes de Navidad

Textfeld:

Ésta 44 de 1963 (con Telex e humo) en el terraplén está tirando un trén de mercancías. Pasando la ciudad antigua desvia luego en dirección del viadukto. Una E63 de 1952 esperando al comando próximo de manioba.

Menos mal que hay mucha nieve en el camino hacia el cole y un terraplén largo. Sino iba el terraplén hacia nosotros, nos ibamos hacia él. Otro trén de mercancías pasando, imágen fantastico… el rey de la 44 mira hacia nosotros, saluda – saludamos también. Sabe que es rey, éste maquinista en negro.

Luego tíra el pito, suena alto por la ventisca de nieve que deja en su camino. Detras retumban y traquetean los vagones pesados, de los contamos 40. Ya se acerca una locomotora en el tramo opuesto. Matraquea el varillaje, remolina la nieve – zumba! Ya pasado con tres vagones expresos el „F21 Rheinpfeil“. Duele la mochila colgado pesado en la espalda. De por medio al cole hay joroba, la superficie lisa al deslizar con suelas de cuero pulido. Entonces - abajo las mochilas! Sentaos y bajo la joroba … hasta que los cuadernos estén mojados, - la tinta se desague!

 

Textfeld:  1962 una instalación de este tipo alucina a todos.

Èsto significa, eh?

correcto – quedarse retenido en el cole, copiar  todas las páginas limpias.

Èsto significa, - adiós – a la tarde que fue prevista para la visita de la tienda de juguetes  (naturalmente allí ya marchan las nuevas MÄRKLIN)  Que pena.

Cuando finalmente, despues de la retención, regresamos tarde a casa, hay jaleo con mamá.

Madres siempre son angustiosas cuando chicos regresan tarde.

En cambio papá esta de buen talante, el mismo conoce el problema con las mochilas, los cuadernos y la tinta! También está entusiasmado de ferrocarriles.

Pero entonces, … sopresa …aunque mamá protesta: „es muy tarde e oscuro a fuera“, coge el coche. Nos vamos a la tienda de juguetes…………“Ay que chulo“, montaron una supernueva instalación, las maravillosas locomotoras encima. No se puede contar las veces cuando chicos apretaron las narices al escaparate, deberían ser muchos. Las casitas de muñecas estan montadas en el escaparate al lado.

Pegados por pequeñas narices de chiquitas? – seguramente no solamente de pequeñas chiquitas!

Entra el invierno con fuerza, la nieve llega hasta poco delante del escaparate en interior de la galería. Sopla el viento remolinando la nieve.

 

 

Esto no no importa mucho, porque pensamos ya en el tiempo largo antes de navidad. Miramos y contamos las infinitas vueltas de las locomotoras sobre las instalación. En matemáticas y lenguajes estamos bien, entonces no debería haber problemas de hacerse relidad de los deseos. No quiere pasar ésta maldita semana, el nuevo catálogo ya está gastado bastante!

Viene tío Walter para jugar a las cartas con papá. Quiere entrar con zapatos llenos de nieve. Pero mamá cuida, que se descalze en el vestibulo.. Luego se reune con papá y abuelo – pensamos „jugar al las cartas“. Pero nos sorpredemos, que no se puede oir nada que refleja algo del juego! Curioso, debe haber algo mas atrayente que jugar a las cartas – teniendo en cuenta que éste salón no es para acceder para chicos.t: „No se permite entrar“, llamans mamá y abuelita „Papá tiene que hablar algo importante con tío y abuelo”,

Aqui tiene lugar una importante reunión!

„vosotros no debeis molestar ésto, … y quedaros lejos de la puerta!“ Quiere decir que mamá quería evitar que miramos por la bocallave.

 

 

 

 

Pero aún tenemos orejas. Algo suena girando, sursurando silencioso, cosa eléctrica – un motór, algo traquetea sobre vias metalicas!!!

 „Todos a los cuartos -  acabar las tareas“, mamá llama con firmeza hasta que hemos desaprecido. No quiere pasar el tiempo. Desgraciadamente el 2. adviento está anteportas… esto significa: aún dos semanas hasta navidad.. Cogemos un bloc de pintar. Pintamos locomotoras y trenes. Un laaaaargo tren expreso con 4 vagones remolcado por una BR 01, naturalment la con humo. Una mirada al catálogo ofrece:„ Hombre, cuesta 55 marcos“

Textfeld:  „Yo quiero la V200“ ……  „Ah, pensaba, que querias la de loco de mercnacias?“„Ya no sé nada, una vez ésta otra vez la otra – mejor ambas!“

„ Ambas? Esto no funciona. Todavia tienes cumpleaños cierto? Si, si , pero tarda mucho tiempo hasta entonces”

E44 remolcando trén corto parado en Leonkirch.

El salón - para nosotros- se queda cerrado desde ahora. También miradas por la bocallave no sirven para nada, al otro lado de la puerta una toalla tapa todo. Que pena, cada mañana pasamos esta puerta con una cierta ojeada gaucha. Se cuchichea continuamente: „Ay, que nos van a regalar los reyes? y  tal.

El año pasado recibiamos una caja de bombónes de tía Hanne. Yo se exacto que mamá le regalaba a tía Änne al cumplir los 65..

Y mucho menos hemos destapado la caja. La hemos guardado para tío Walter, cumplira los 60 el próximo año. Pero , como no le gustan los bombónes los dejara en la caja – hast algun próximo cumpleaños. Porque en su día bombónes fueron caros, fueron guardados para mucho rato, luego regalado a alguien. A menudo tenian capa blanca y tenian sabor gruñón. Fue muy malo entonces cuando abuelita pensaba que podiamos regalar los bombónes a nuestra profesora de matematicas. Imposible – entonces la maldita caja de bombónes la hemos llevado día por día, mes por mes en la mochila – hasta agun día en semana santa aterrizaron en cualquier jardin.

 

 

 

 

 

Sábado, 1 semana antes de Navidad

Textfeld:  Otro día aburrido de escuela estirando el tiempo - afortunadamente el último antes de navidad. Un vistazo por la ventana de la clase – fuera está nevando y nevando, en la clase hace calor desde cuando fue instalado la nueva calefacción. Bien, y ahora – de que soñamos ahora?

Contorneo oscuro de locomotoras de vapór en una estación. El último viaje en tren. Vacaciones al Mar Báltico. Durante la vuelta yo tenia fiebre alta – enstando en el seno de mamá. Solamente he notado el traqueteo de las ruedas y el resoplado de la locomotora. De vez en cuando pasaron algunos lumbres. Despues del regreso aún venía el médico. Mamá hizo una compresa contra la fiebre.

„F21 Rheinpfeil“ en estación andén  3 esperando viajeros .

Recuperé rapidamente del resfrio, y al cóle también debía andar. Que bién!

„Ah, que soñamos ésta vez?“, es una mano benevolente encima mi hombro. Es la mano del profesór de cláse. Entiende muy bien los sueños de los chicos, fue chico también. Sabe que todos nosotros esperamos la navidad (los reyes), la noche buena y que el tiempo se estira.. Ademas falta poco tiempo hasta que empezaran las vacaciones. En vez de quejarse toma un libro de cuentos. Lo abre y lee en voz alta – un cuento de Andersen  „el mechero“. Parece mentira, pero toda gente que espera el sonido de la campana de pausa se queda sentado escuchando expectantemente. Tintinea la campana continuamente pero nadie se mueve – escuchan los alumnos a más palabras del profesór – hasta que pare la lectura. Tiene que prometer que sigue leyendo el próximo año. Lo promete entonces y nos desea a todos buen regreso a casa, feliz navidad y prospero año nuevo y que no deslizamos con las mochilas en la nieve.

 

 

Textfeld:  los jefes de tren charlando en la estación central. El „Rheinpfeil“ está listo para la salida..

En medio del camino a casa se estrecha el cerro nevado. Los sabados no llevamos muchos cuadernos en la mochila – entonces poco se puede mojar. Asi que - bajo las mochilas, sentarse encima y a deslizar.

Ay, pita una locomotra de vapór. Esta vez es una BR44 con humo! La observamos de lejos. Y, aunque dentro poco tenemos navidad, esperamos con alegria las vacaciones del verano, cuando vamos a la mar.  

Claro, en tren – con una 01 por delante.

Pero aún tenemos invierno. Debemos ir a casa para comer y luego hacer las tareas – y luego a jugar en la nieve – hacer muñeco de nieve. Pero no funciona porque la nieve está demasiado fria este año y no pega. No pega igual que queremos hacer. Bueno entonces mejor a jugar con la MÄRKLIN!

Ha empezado la última semana del adviento. El próximo lunes es nochebuena (los reyes), contamos las horas hasta alli. Lastima que tiene que pasar el día domingo..

„Hace tiempo que hizo tanto frio que éste invierno“, dice abuelita. Miramos por la ventana. Se ve poco porque está nevando. Cintilan luces  a través de la nevasca. Estamos sentados en la repisa, la radio reporta del conenzo repentino del invierno y del frio extremo en 1962. Que invierno fantástico para niños.

Abuelita nos sirve chocolate caliente a los dos. Nos sentamos de cara en medio de la corona del adviento, cuatro velas rojas encendidas, luz templada, miradas encontrandose en la luz de vela, el mentón puesto en las manos plegadas.. Dice mamá: „que acogedor, que contemplativo“.

 

 

Escuchamos las historias de abuelita de la guerra segunda y de su marido, quien fué nuestro abuelito. Dice abuelita que siente mucho su ausencia. Seguramente fuese abuelito muy bueno dice abuelia  - porque entendia tanto de locomotoras y de del ferroviario.

Es decir que fue maquinista de locomotas!

Pues bien – abuelita tiene que contar de lo que tenia que vivir junto con con el maquinista de locomotoras. Contando de ésto queja mucho porque no podia vivir mucho tiempo con su marido – estaba mucho tiempo de viaje, en camino en su BR 01.

 

„Con su 01, la con humo de MÄRKLIN!“, - nuestro abuelito en camino en nuesto ensueño.

 

„Tenía que trabajar mucho tiempo como fogonero “, cuenta abuelita, „esto duraba mucho tiempo hasta en fin podia manejar la locomotora el mismo. Tenia que mover muchisimas toneladas de carbon al fuego“.

„En un viaje le atacaron los ingleses en 1944 con aviónes de caza con ametralladoras. No regresaba nunca a casa, ha muerto en su locomotora“.

Estan cayendo lagrimas en la mesa. Abuelito no está con nosotros desde mucho tiempo. Dijo que a ella le duele el corazon cuando piensa en él.

 

Mamá dice nada, nosotros tampoco. Algo esta colgado en la garganta.

Vamos a la cama entonces. Mamá tiene que consolar  a nosotros porque la historia de abuelito nos emocionaba mucho.

Durante la noche soñabamos del tren de abuelito remolcado por une BR01 una locomotora de vapor en un viaje de noche.

Estamos orgullosos de nuestro abuelito – fue maquinista de locomotora de vapor!.

 

Domigo, adviento 4, encendidas 4 velas en la corona del adviento.

 

En fin, mañana es noche buena,Navidad. Redención de emociónes ó sigue la la espera? Fuimos buenos y trabajador todo el año?

Textfeld:  Con los 8 ó 9 años ya sabemos que los regalos realmente no son de los reyes o de Papá Noel, pero aun así lo creemos fuertemente.Papá Noel es milagroso, tiene que estár cada año, si no falta algo.

 

Llegada E18 con „F21 Rheinpfeil“ en andén . BR01 esperando para el cambio de tracción.

 

Lunes, 24 diciembre de 1962, Noche Buena

 

Despertamos muy tempranos… somos nerviosos… es Noche Buena! … mamá y abuelita lo tienen todo dominado. Papá pone el ganso en el horno, para que mañana lo podemos comer en el salón. Que bien huele!

Abuelita quema algunas ramas pequeñas de abeto para ganar aroma de navidad.

De ésta manera todo del día está lleno de actividades de preparción de la fiesta mas maravillosa de todas fiestas.

Bien, primero hacerse listo para ir a la misa santa en la iglesia pro la noche. Damos las gracias a diós para el pasado año, pero también y verdaderamente ….ojalá para dos locomotoras chulas…

Bueno, ya vamos a ver. La iglesia está llena como cada  año  en navidad, la misa dura largo tiempo, dura y dura. Por fin el cura echa la bendición  para el camino para casa. Delante de la iglesia nos reunimos con todo el pueblo, los vecinos se abrazan,deseandose los mejos posible para el futuro. A casa a toda prisa!

La noche esta oscura, luces de navidad se ve en cada ventana,todo acicalado solemnemente. Llegamos a casa, huele de los ramos de abeto.

Tintinea una campanita de algun sitio desconocido, ya no pueda durar mucho tiempo hasta que llegue Papá Noel.

Al fin se abre la puerta que para tanto tiempo se quedaba cerrada para chicos.Respetuoso miramos el arbol de navidad.Está decorado siempre pro papá y tío Fritz con velas rojas luminosas  y bolas de cristál coloradas y reflejantes. Reflejando las caras hemos detectado que en estas bolas se puede hacer muecas, papá hizo algunas fotos.

Poco antes de mirar alrededor, donde tal vez estaran escondidos los regalos… ah, suena la voz de papá „Noche de paz, noche de….“ – mamá y abuelita le acompañan y nosotros también cantamos cantos de navidad.

Textfeld:

BR 44 en placa giratoria antes de entrar en el depósito.

 

Cantar y cantar aguantar, aguantar hasta el fin de la última canción.

Al fnal de todas canciónes – papá empieza de nuevo – para engañarnos – el chistoso. Pero luego parpadea con los ojos y dice:

„Eh bien mirense chicos los que os regalaba Papá Noel“

Hm, debajo de arbol de navidad encontrmos una placa giratoria, una barrera eléctrica. Papá Noel nos trajó buenas cosas… pero las locomotoras? Nos miramos los dos ya con lagrimas en los ojos, dos ferroviarios MÄRKLIN sin locomotoras de vapór. Curioso, todos estan puestos alrededor de nosotros y mirando superamistosos, como si algo se quedaba  para decir. Donde, donde estan nuestras locos? la BR01, la de mercancías BR 44?

Poco antes de que caen las lagrimas mamá grita „Ay, ay que hay acái ó allá, miraos en todos lados, en todos rincones!“  Oh, ,éstos padres – esondieron las locos en el salon debajo del armario. Pero en fin las tenemos en las manos. No más sueños – realidad, el catálogo al lado, comparando las imágenes con lo que podemos jugar desde ahora.

Gracias Papá Noel! Al final el  „F21 Rheinpfeil“ con  la  01 delante puede hacer vueltas y más vueltas en en trayecto MÄRKLIN.

Es tarde en la noche cuando las locos estan parados en el depósito,ah no, no es verdad, porque levantmos otra vez, las recogemos del salón y las ponemos sobre la mea de noche – para mañana por la mañana – para una mirada – solamente una mirada.

Entonces habia calma y paz, Navidad para chicos … y papás … y abuelos, conmemorando los própios sueños de la niñez,abuelos que todavia escuchan al sonido de la capanitas de Navidad.

Invierno ferroviario ,sin fin- no puedes ser más largo? .

 

Todo sueños? Si, todos sueños, pero continuando de vivir en inviernos 1963, 1964, …2007, 2008,2009 …  

 

 

Epilogo

Todavia, depues de más de 50 años las locos y los trenes de mi colección MÄRKLIN  matraquenan encima de los tramos de chapa – mientras un largo período fueron escondidos en algunas cajas en el desván.

De algún modo el tiémpo ha grabado las piezas… cual de las locomotoras no se cayó abajo al suelo – afortunadamente una alfombra suavizaba la caída?

Memória y trato con los juguetes de la propia niñez alumbra antiguos sueños – un estado relajante para la niños adultos – el oder de tumbarse para momentos depues de un día de tarbajo agotador.

Literatura de los 50 y 60 (lo siento – en lengua alemana)

Franz Ludwig Neher,“F21 Rheinpfeil“,K.E. Maedel, „Geliebte Dampflok“, Ing.Dr. Walter Strauss, „Meine Märklin-Modellbahn“, Reichsbahn-Werbeamt, „Hundert Jahre Deutsche Eisenbahnen“, Pit Franckh, „Weite Welt der Eisenbahn“, Helmut Sperling-Heinz Völkel, „Die Eisenbahn erobert die Welt“, Märklin, „Die Märklin – Bahn H0 und ihr großes Vorbild,“ BAHN Extra 02/2005, „Eisenbahn und Wirtschftswunder“ – y naturalmente los catálogos de entonces.